OJO SECO Y MENOPAUSIA

Nuestras lágrimas se producen principalmente en la glándula lagrimal principal pero los componentes lipídicos y los mucosos los producen las glándulas de Meibomio y las células caliciformes respectivamente. Es decir que la parte acuosa y más voluminosa viene de la glándula principal pero la “calidad” de las lágrimas las aportan las glándulas secundarias.

Con los años estas glándulas envejecen y empiezan a producir menos. En particular vemos cómo las glándulas de Meibomio, encargadas de producir el componente lipídico de la película lagrimal que da estabilidad a la misma, se obstruyen, se atrofian o producen menos lípidos. Las mujeres suelen ser las más afectadas sobretodo después de la menopausia ya que estas glándulas responden a estímulos hormonales. Se cree que el equilibrio entre andrógenos y estrógenos mantienen las glándulas de Meibomio activas y en salud. Confirman esta teoría todos los pacientes varones que han empezado a tener síntomas del sequedad ocular después de iniciar tratamientos para la próstata con anti-andrógenos.

Las glándulas de Meibomio están en la cara interna de los párpados, tanto superiores como inferiores y suelen ser entre 20 y 25 en cada párpado.

El meibum, así se llaman los lípidos producidos por las glándulas de Meibomio, sale por el orificio de estas glándulas y se deposita en un reservorio sobre el borde palpebral inferior llamado menisco lagrimal. Con cada parpadeo se distribuye sobre la superficie ocular y funciona como una barrera que evita la evaporación del componente acuoso de las lágrimas.

En las primeras fases de esta patología, los pacientes notan más lagrimeo que sequedad ocular. Este exceso de lágrimas se debe al estimulo que recibe la glándula principal que sigue sana y no sufre tanto los cambios hormonales. La película lagrimal es abundante, pero sin meibum es de escasa calidad y evapora rápidamente. El paciente puede notar algún pinchazo seguido de un lagrimeo más o menos intenso. Hay que entender esta fase del ojo seco como una falta de calidad de nuestras lágrimas.

En algunos casos, después de años de ojo seco evaporativo, también las glándulas lagrimales principales empiezan a fallar. Esto se debe principalmente por agotamiento y la paciente empieza a notar los clásicos síntomas de sequedad ocular como sensación de arenilla, pinchazos, dolor y visión borrosa. Clásicamente cuentan cómo no aguantan estar en un sitio con aire acondicionado como una oficina o un supermercado, y que suelen empeorar los días con viento. A veces pueden alternarse estos síntomas con el lagrimeo.

Esta situación confunde al paciente y no sabe por qué le dicen que tiene ojo seco si está lagrimeando constantemente. En muchas ocasiones no entiende por qué debe usar lágrimas artificiales si produce muchas y termina pensando que tiene otra patología.

El tratamiento dependiendo de la gravedad puede ser más o menos intenso. Las mejores lágrimas artificiales para ojo seco en mujeres post-menopausia incluyen gotas con lípidos, con ácido hialurónico y con trealosa como osmoprotector.

Empezaríamos mejorando el componente lipídico con colirios dos o tres veces al día para estabilizar la película lagrimal.

En algunos casos será necesario alternar con lágrimas artificiales con carmelosa o ácido hialurónico para aportar y mejorar también el componente acuoso.

En muchas ocasiones se aconseja usar un gel nocturno a base de lípidos para ayudar la superficie ocular durante las horas de sueño sobre todo si la paciente se despierta por la noche con dolor o con los párpados pegados.

Algunos pacientes desarrollan cuadros mixtos con sequedad severa y será necesario añadir un tratamiento con algún osmoprotector un par de gotas al día.

Muy recomendables son los dispositivos de calor que ayudan a mantener el meibum líquido y así evitar obstrucciones y a la vez calmar los síntomas.

TIPOS DE OJO SECO

Ojo Seco y Menopausia

Ojo Seco y Fibromialgia

Ojo Seco y Lentillas

Ojo Seco Nocturno

Ojo Seco y Vitaminas

Ojo Seco y Glaucoma

Ojo Seco y Orzuelos Frecuentes

Ojo Seco y Patologías Tiroideas

Ojo Seco al Ordenador

Ojo Seco y Alergia Ocular

Ojo Seco y Apnea Del Sueño

Ojo Seco y Quimioterapia

Ojo Seco y Radioterapia

Ojo Seco y Blefaritis

Ojo Seco en Sd De Sjogren

Ojo Seco y Diabetes

Ojo Seco y Lentillas

Ojo Seco en Fumadores

Ojo Seco y Depresión

Ojo Seco y Cirugía Refractiva

Ojo Seco en Niños

Ojo Seco y Mascarillas

Ojo Seco y Coronavirus

Ojo seco y Cirugía de Cataratas





También te puede interesar ...

Ojo seco nocturno

Muchos pacientes con ojo seco leve moderado refieren cierto empeoramiento nocturno. Esto se debe a que por la noche se anula el parpadeo, uno de los mecanismos que estimulan la producción lagrimal y distribuyen las lágrimas sobre la superficie ocular. De forma fisiológica, también hay un aumento de la osmolaridad durante la noche. En algunos casos, se añade cierta exposición nocturna que aumenta la evaporación de las lágrimas.

Leer más...

Nueva secuela del Covid-19: Ojo seco neuropático

La enfermedad por ojo seco es una de las patologías más frecuentes en oftalmología. Se estima que el 11% de la población sufre algún grado de sequedad ocular.

Leer más...

Los síntomas de ojo seco en común con otras patologías y cómo diferenciarlos

El ojo seco es unos de los motivos de consulta más frecuentes entre los pacientes de Oftalmología. Se estima que más de un 10% de la población general sufre algún grado de ojo seco.

Leer más...

Tratamientos para el ojo seco