Ojo seco y cirugía refractiva

La miopía es el defecto refracto más frecuente. Se prevé que en el 2050 la mitad de la población será miope. Muchos pacientes optan por operarse con láser y quitarse las gafas para siempre. La cirugía refractiva es una cirugía muy segura, con pocas complicaciones y alta tasa de éxito. Pero tiene un efecto secundario muy frecuente: el OJO SECO.

Existen 2 tipos diferentes de cirugía refractiva con láser: uno de superficie que aplica el láser directamente debajo del epitelio y otro que lo hace en profundidad tras levantar una capa de tejido o hacer una pequeña incisión. Ambos alteran las terminaciones nerviosas de la córnea que están en la base de la producción lagrimal.

La córnea es el tejido con más nervios y sensibilidad del cuerpo. Para entenderlo podemos decir que la córnea es 300 veces más sensible que la piel. La gran mayoría de las terminaciones nerviosas están a 60-80 micras de la superficie. Transmiten sensibilidad térmica y dolorosa además de mandar estímulos a la glándula lagrimal para mantener la hidratación de la superficie ocular. Con los años tenemos una reducción progresiva de la densidad de inervación corneal que también influye en la enfermedad por ojo seco.

Cuando un paciente se opera con láser, estas terminaciones se cortan o se dañan y hay que esperar a que vuelvan a crecer. Por esta razón es muy importante usar lágrimas artificiales después de la cirugía. El ojo no es capaz de enviar el estímulo correcto y la sequedad no ayuda a la regeneración y a la cicatrización de la cirugía. Generalmente, en 3-4 meses los pacientes vuelven a la normalidad y dejan de usar las lágrimas artificiales.

Pero a veces no es así. En algunos pacientes hay una regeneración aberrante con estímulos continuos de sensación de cuerpo extraño o arenilla y una reducción del estímulo lagrimal. En otros, el estímulo se reduce tanto que los pacientes sufren un ojo seco severo que les limita en muchas actividades diarias. Probablemente es la primera causa de descontento entre los pacientes operados de refractiva.

La importancia de un especialista en ojo seco

Muchos pacientes sufren ojo seco preclínico antes de operarse que empeora después de la cirugía. Estos pacientes tendrán cuadros más complejos después de la cirugía refractiva necesitando tratamientos más intensos y durante más tiempo. Por esta razón es fundamental un estudio completo prequirúrgico para valorar si el riesgo de tener un ojo seco mixto es alto o sólo tendremos el postcirugía refractiva.

Existen diferentes tratamientos para mejorar esta condición pero antes hay que entender bien el tipo de sequedad ocular que sufre nuestro paciente.

Desde CLINISE aconsejamos una valoración preoperatoria de un especialista en ojo seco. Y si ya te has operado, el tratamiento REXON-EYE puede ayudarte porque estimula también las glándulas lagrimales principales.



También te puede interesar ...

¿OJO SECO Y BLEFARITIS SON LA MISMA ENFERMEDAD?

Al igual que la sequedad ocular, la blefaritis muchas veces es casi ignorada por el oftalmólogo preocupado de buscar otras patologías más graves.

Leer más...

9 Consejos para controlar los síntomas de OJO SECO. Mejorar se puede

El ojo seco es la patología oftálmica más frecuente, mucho más que las cataratas y más que la miopía.

Leer más...

Tratamientos para el ojo seco