TRATAMIENTOS

¿El ojo seco se cura?

Durante años el síndrome de ojo seco ha sido infravalorado y “mal tratado” por médicos y oftalmólogos. Se veía como una patología crónica sin remedio farmacológico.

Pero gracias a la investigación y al avance de la tecnología, hoy en día somos capaces de diagnosticar correctamente el ojo seco con dispositivos extremadamente precisos que analizan la superficie ocular y las lágrimas del paciente. Además, disponemos de un abanico importante de lágrimas artificiales con características muy variadas, prácticamente para cada tipo de ojo seco. Conocemos los beneficios del suero autólogo y de la ciclosporina diluida, de los antibióticos con poder antiinflamatorio y de los concentrados de plaquetas. Descubrimos la fisiología de las glándulas lagrimales y sabemos cómo activarlas con masaje, calor, luz y estimulación eléctrica. Se han practicado operaciones conectando las glándulas olivares con la superficie ocular, pero son extremadamente difíciles y a día de hoy se han abandonado prácticamente.

Desgraciadamente no tenemos ningún remedio casero ni resultados positivos con homeopatía o con acupuntura.