¿El ojo seco se opera?

Sabemos y hemos repetido muchas veces que el ojo seco es una enfermedad crónica que raramente tiene una cura o un tratamiento definitivo. Son muchos los pacientes que, desesperados por los síntomas asociados a su enfermedad, nos piden un tratamiento definitivo y están dispuestos también a operarse.

¿Existe una cirugía para el ojo seco?

Existen muchos tipos de ojo seco y muchos síntomas diferentes acompañan esta enfermedad. Dependiendo de la causa principal de sequedad ocular, existen diferentes tipos de cirugía.

Cuando hablamos de sequedad incluimos también todos aquellos pacientes que, asociados al ojo seco, tienen alguna anomalía anatómica. Es el caso de los pacientes con ectropion del punto lagrimal o ectropion completo. Estos pacientes tienen una mayor superficie de exposición además de un parpadeo incompleto e incorrecto. Una blefaroplastia, una cantopexia lateral o una cirugía del punto lagrimal podría devolver su función inicial y mejorar sensiblemente los síntomas de este tipo de paciente.

Lo mismo pasa con los pacientes que sufren una conjuntivocalasia importante. La conjuntivocalasia es un pliegue de la conjuntiva que frecuentemente encontramos en la zona temporal en pacientes con ojo seco evaporativo. Este pliegue se sitúa sobre el borde palpebral causando una irritación constante a cada parpadeo además de alterar el perfil del menisco lagrimal y obstruir la salida de las glándulas de Meibomio correspondientes. El paciente inicialmente sufre lagrimeo que frecuentemente se transforma en sensación de sequedad, cuerpo extraño y “pinchazos”. La cirugía se reserva para los pliegues que tienen ya un determinado tamaño y no suelen tener complicaciones.

¿Existe una cirugía para el ojo seco?

Para aumentar el volumen lagrimal hay dos posibles soluciones: producir más o reducir el “desagüe” a la vía lagrimal.

Se han intentado muchas técnicas para aumentar la producción lagrimal. Se ha hablado de conectar las glándulas salivares con la superficie ocular o incluso trasplantar las mismas pero los resultados no han sido de los mejores. A día de hoy casi no se practican estas técnicas. También se ha pensado en implantar bombas subcutáneas de percusión lagrimal. Es una técnica que deberá mejorarse pero es esperanzadora.

Para reducir el flujo hacia las vías lagrimales existen dos tipos de técnicas y ambas actúan sobre el punto lagrimal: una transitoria y otra permanente. La primera usa unos tapones de silicona que ocluyen el punto lagrimal y pueden retirarse si el especialista lo recomienda. Puede efectuarse en consulta ya que no es dolorosa ni tiene complicaciones. La secunda es una técnica permanente de oclusión de los puntos lagrimales por quemadura y cicatrización y debería efectuarse en quirófano bajo anestesia local.



También te puede interesar ...

¿La toxina botulínica puede causar ojo seco?

La toxina botulínica, más conocida como Botox, es un medicamento seguro ampliamente empleado en medicina estética, neurología y oftalmología. Su función es relajar las fibras musculares provocando una paresia/parálisis localizada alrededor del punto de inyección y así obtener el efecto estético deseado.

Leer más...

Los tipos más frecuentes de ojo seco (y los más raros)

Cuando hablamos de sequedad ocular, el paciente imagina la superficie ocular como un terreno seco y árido y que, al echar agua, vuelve a la normalidad.

Leer más...

Ojo seco y Acné

El acné es una enfermedad común de la piel que provoca granos y espinillas. Las espinillas se forman cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se tapan.

Leer más...

Tratamientos para el ojo seco