¿La toxina botulínica puede causar ojo seco?

La toxina botulínica, más conocida como Botox, es un medicamento seguro ampliamente empleado en medicina estética, neurología y oftalmología. Su función es relajar las fibras musculares provocando una paresia/parálisis localizada alrededor del punto de inyección y así obtener el efecto estético deseado.

Muchas veces se confunde con otros materiales de relleno como el ácido hialurónico pero su capacidad para reducir las arrugas depende de la relajación muscular.

Además de sus fines estéticos, la toxina botulínica puede emplearse para reducir el blefarospasmo, las migrañas tensionales y tratar algunos tipos de estrabismo. Generalmente no suele tener efectos secundarios importantes pero, a veces, puede difundirse y actuar sobre tejidos cercanos. Es el caso de las ptosis palpebrales cuando se emplea este tratamiento para los estrabismos.

Pero el efecto adverso que más raramente se relaciona con el tratamiento botox es el ojo seco. Sabemos que el botox se ha usado para reducir la sudoración de axilas y manos y también se ha usado para frenar el lagrimeo constante que sufren algunos pacientes. Las glándulas lagrimales principales están reguladas por unos neurotransmisores que resultan ser los mismos de las placas neuromotoras dónde actúa la toxina botulínica.

Generalmente, los pacientes que notan sequedad ocular después de un tratamiento botox, son pacientes que se han tratado los tejidos cercanos al borde superior externo de la órbita. Se trata principalmente de pacientes que se han tratado de migraña tensional, de blefarospasmo y de las “patas de gallo”.

Afortunadamente la sequedad ocular de estos pacientes suele ser de grado leve-moderado y suele mejorar de forma espontánea en tres o cuatro meses. El tratamiento recomendado suelen ser lágrimas artificiales con ácido hialurónico de cadena larga. Desde Clinise recomendamos hidratar frecuentemente sus ojos a todos los pacientes que se someten a tratamiento botox en tejidos perioculares, aunque no tengan síntomas.



También te puede interesar ...

Los tipos más frecuentes de ojo seco (y los más raros)

Cuando hablamos de sequedad ocular, el paciente imagina la superficie ocular como un terreno seco y árido y que, al echar agua, vuelve a la normalidad.

Leer más...

Ojo seco y Acné

El acné es una enfermedad común de la piel que provoca granos y espinillas. Las espinillas se forman cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se tapan.

Leer más...

Abre en Sant Cugat del Vallés, Barcelona, el primer centro de optometría de Cataluña afiliado a Clinise, Especialistas en ojo seco

Muchos creen que la humedad ambiental y el clima mediterráneo ayuda a contener los síntomas del ojo seco.

Leer más...

Tratamientos para el ojo seco